Miércoles, Octubre 18, 2017
Novedades

Archivos

Durante la sesión del 3 de julio de 2013, el Senado de la Argentina sancionó en forma unánime la ley de creación del área marina protegida “Namuncurá”, ubicada sobre el Banco Burdwood, en el océano Atlántico Sur. Posteriormente la norma fue promulgada por la Presidenta Cristina Fernández  y publicada en el Boletín Oficial con el número 26.875. La iniciativa contó con amplio respaldo de distintos partidos políticos y de varios organismos de gobierno, así como de científicos y organizaciones de la sociedad civil. El proyecto de ley había sido presentado en 2012 por los Diputados Luis Basterra y Guillermo Carmona, con el asesoramiento del biólogo Oscar Padín y de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable. En la Cámara de Senadores recibió el decidido respaldo de la Comisión de Ambiente y Desarrollo Sustentable, y en particular de su presidente, el Senador Rubén Giustiniani.

Mapa del área marina protegida Namuncurá - Banco Burdwood creada por la Argentina en 2013 en el Océano Atlántico Sur.

Área marina protegida Namuncurá - Banco Burdwood creada por la Argentina en 2013 en el Océano Atlántico Sur. Cartografía elaborada por Valeria Falabella (WCS).

El Banco Burdwood es una meseta submarina de aguas someras ubicada al sur de las Islas Malvinas y al este de Tierra del Fuego, rodeada de aguas profundas. Es un sitio remoto y difícil de estudiar. Las condiciones ecológicas del lecho marino hacen que allí se desarrolle un ecosistema muy particular, con una variedad de especies de animales invertebrados que incluyen corales de aguas frías, esponjas, crustáceos y moluscos. Durante las expediciones científicas se han encontrado especies nuevas para la ciencia y otras que son exclusivas de ese sector del fondo del mar (endémicas). Se piensa que aún quedan especies nuevas por describir.

En algunas zonas hay abundancia de peces, como la merluza negra y la polaca. Aves y mamíferos marinos – albatros, pingüinos, elefantes marinos, cetáceos - visitan el sitio para alimentarse o lo atraviesan en sus desplazamientos migratorios. Se trata de un área bien conservada aunque el ecosistema es muy frágil. La realización de actividades que alteren el lecho o el subsuelo marino (como la pesca de arrastre de fondo o la extracción de petróleo) podría causar daños severos en las comunidades biológicas, cuya recuperación sería muy lenta.

El origen de esta nueva área protegida se remonta a 2008, cuando algunos científicos y miembros del Foro para la Conservación del Mar Patagónico asesoraron a funcionarios del gobierno para establecer una zona de veda permanente para la pesca en una parte del sector. Desde hace varios meses, las organizaciones argentinas que integran el mencionado Foro se encuentran promoviendo la creación de un área protegida nacional. En este sentido, el Senador Giustiniani agradeció a “Fundación Aquamarina, Aves Argentinas, Instituto de Conservación de Ballenas, Fundación Ambiente y Recursos Naturales, Fundación Cambio Democrático, Fundación Patagonia Natural, Fundación Vida Silvestre y Proyecto Modelo del Mar” que “con mucho trabajo, desde hace muchísimo tiempo, están en el tema de la preservación del medio ambiente y de nuestros mares” por acompañar la sanción de la ley.

El área marina protegida recién creada expresa la voluntad del país de mantener esta porción del mar en una condición saludable, mientras promueve la investigación científica y el uso sostenible de los recursos naturales. Se trata de la primera unidad de conservación enteramente marina de la Argentina, ubicada en jurisdicción del estado nacional. La nueva reserva integra la totalidad del banco hasta los 200 m de profundidad, con una superficie total estimada en 28.000 km2. Está dividida en varias zonas con distintos usos permitidos. La protección será estricta en el área núcleo central, de 1.800 km2. Las actividades humanas estarán planificadas y ordenadas según un Plan de Manejo que deberá elaborarse en breve, a través de un Consejo de Administración creado por la misma ley.

Las organizaciones argentinas del Foro para la Conservación del Mar Patagónico felicitan y agradecen a los Diputados y Senadores que sancionaron la ley de creación del área protegida “Namuncurá” en el Banco Burdwood, y reafirman su compromiso para cooperar en su implementación. Con este propósito, han elaborado un documento técnico con información relevante para el Plan de Manejo. Dicho informe se titula Banco Burdwood: Contribuciones para el establecimiento de una línea de base y plan de manejo de la futura área marina protegida - Informe preliminar del Foro para la Conservación del Mar Patagónico (2013). Fue elaborado por: Valeria Falabella y Claudio Campagna (Wildlife Conservation Society); Guillermo Caille (Fundación Patagonia Natural); Santiago Krapovickas (Foro para la Conservación del Mar Patagónico); Diego Moreno y Andrea Michelson (Fundación Vida Silvestre Argentina); Alberto Piola (Servicio de Hidrografía Naval, CONICET); Laura Schejter (INIDEP - CONICET) y Diego Zelaya (Universidad de Buenos Aires, CONICET).

 

Biodiversidad AP Namuncurá - Banco Burdwood

Fotos: Laura Schejter (CONICET-INIDEP).

El Foro para la Conservación del Mar Patagónico y Áreas de Influencia ha apoyado y participado activamente del proceso de tratamiento del proyecto de ley de los Diputados Luis Basterra y Guillermo Carmona (FPV) para la creación del Área Marina Protegida “Namuncurá - Banco Burwood”.

Para el Foro, el Banco Burdwood es uno de los sitios de máxima importancia para la biodeviersidad marina en toda la region y uno de los protagonistas de la iniciativa “faros del Foro”.

Con el objetivo de apoyar la implementación de la iniciativa, el Foro ha sido invitado a exponer información científica y cartográfica sobre el Banco Burdwood e intercambiar ideas sobre la futura gestión del área protegida.

La iniciativa parlamentaria tuvo su origen en la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, en particular su representación en el Consejo Federal Pesquero y el Grupo de Recursos Acuáticos, y en gestiones realizadas ante la Administración de Parques Nacionales y la Cancillería.

El proyecto de ley se enmarca en el Artículo 56 1a) y 1b) ii y iii, de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, donde se establecen los "Derechos, jurisdicción y deberes del Estado ribereño en la zona económica exclusiva", incluyendo los de “conservación y administración de los recursos naturales, tanto vivos como no vivos, de las aguas suprayacentes al lecho y del lecho y el subsuelo del mar”, investigación científica marina y preservación del medio marino; y sus antecedentes científicos y técnicos son los referidos por el Consejo Federal Pesquero en la fundamentación del Acta CFP 18/2008.

La información biológica y oceanográfica con la que se cuenta y el documento entregado a los diputados por las ONGs, permiten resaltar la importancia del AMP “Namuncurá - Banco Burdwood” por la presencia especies de interés para la conservación, entre las que se destacan variadas formas de vida de los frágiles  fondos marinos de aguas frías, a las que se suman esponjas, crustáceos, tiburones, merluzas (de cola, austral y negra), pingüinos de penacho amarrillo y de frente dorada; albatros y petreles, delfín austral; elefante marino del sur y lobo marino sudamericano, entre otras.

Este proyecto ya tiene media sanción por parte de la Honorable Cámara de Diputados y luego de participar en reuniones con asesores, resta esperar a que los Senadores de la Comisión tomen una decisión respecto de aprobar el proyecto como está o introducir cambios en el mismo.

En la región del Mar Patagónico existen centros de investigación, universidades, ONGs y agencias de gobierno dispersos a lo largo de la costa, que llevan adelante exitosos programas de investigación en ciencias del mar. Sin embargo, los programas de educación de grado y postgrado relacionados con la conservación de los recursos marinos no son completamente adecuados para formar a los futuros profesionales en la resolución de problemas ambientales. Esto se debe a que la formación está enfocada, principalmente, en los aspectos relacionados con las ciencias naturales y no considera herramientas de las ciencias sociales,  que son fundamentales para abordar la dimensión humana de la conservación.

En un contexto de creciente conflicto por el uso de los espacios costeros y marinos, es importante que los estudiantes y jóvenes profesionales comprendan la importancia del trabajo interdisciplinario para ser efectivos en la conservación de la biodiversidad. Para enfrentar este desafío, entonces, es necesario ofrecer capacitaciones en aspectos relacionados con la implementación de políticas públicas, valores de la sociedad, procesos de toma de decisión, resolución de conflictos y estrategias de comunicación y educación. Muchos estudiantes y jóvenes profesionales están llevando adelante o participando en proyectos de conservación marina en forma aislada a lo largo de la costa del Mar Patagónico, algunos de los cuales podrían ser complementarios y brindarían la oportunidad de compartir lecciones aprendidas. Sin embargo, dada la extensión del territorio involucrado, y la dificultad económica de los estudiantes para viajar, existen pocas oportunidades de encuentro, aprendizaje, intercambio de experiencias y coordinación de esfuerzos.

Como propuesta para abordar esta problemática, en el año 2010 surge el Programa de Capacitación para Jóvenes Líderes de la Conservación Marina El mismo está destinado a estudiantes de grado avanzados, estudiantes de postgrado, investigadores y profesionales jóvenes y toda persona que desempeñe actividades en el sector gubernamental y no gubernamental, con experiencia en el ámbito de la conservación marina, ya sea desde la gestión, educación o investigación.

El Programa ha desarrollado hasta el momento tres cursos de capacitación:

  1. La Dimensión Humana de la Conservación (Centro Nacional Patagónico, Puerto Madryn, 22 al 31 de agosto de 2010).
  2. Fortaleciendo capacidades para la transformación democrática de conflictos socio-ambientales (Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, Puerto Madryn, 6 al 9 de septiembre de 2011).
  3. Tercer Encuentro de la Red de Jóvenes Líderes de la Conservación Marina (6 al 9 de agosto de 2013). El mismo incluyó un taller de elaboración de proyectos y otro de comunicación interpersonal.

Participantes


Han participado en los cursos un total de 40 jóvenes que trabajan en distintos puntos de la costa argentina, uruguaya y chilena. Se contó con estudiantes de biología avanzados, biólogos, ingenieros ambientales, guardaparques, psicólogos, economistas, abogados y profesores de biología, todos ellos con posiciones de alta incidencia en la conservación marina. Por ejemplo, algunos de ellos están relacionados con ONGs nacionales, chilenas y uruguayas como Aves Argentinas, Aquamarina, Karumbé, Oceana, Ecocentro, Fundación Patagonia Natural, Wildlife Conservation Society, Ambiente Sur y Fundación Felix de Azara. Otros se desempeñan en agencias gubernamentales, como la Dirección Nacional del Antártico de Argentina, Dirección de Áreas Protegidas de Tierra del Fuego, Dirección de Investigación Pesquera y Ambiente Marino de Tierra del Fuego, Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de Chubut, Dirección de Conservación de Chubut, Organismo Provincial de Desarrollo Sustentable de la provincia de Buenos Aires, Secretaría de Pesca de Tierra del Fuego, Defensoría del Pueblo de la Nación y Administración de Parques Nacionales en Argentina. Finalmente, otros participantes se desempeñan en ámbitos académicos, como el Centro Nacional Patagónico, el Cadic, la Universidad de Mar del Plata, Universidad de Buenos Aires y el Inidep.



Modalidad


Las clases se organizan bajo una dinámica de taller que posibilita la resolución de problemas y contextualizar los conocimientos aprendidos, utilizándolos ante una problemática determinada. Se combinan presentaciones teóricas, lecturas, análisis de casos, debates, discusión de textos, actividades grupales y juegos de roles. Cada día se realizarán también presentaciones de investigadores y profesionales de ONGs que lideran actualmente iniciativas de conservación en el Mar Patagónico. Al finalizar el curso se realiza una salida de campo donde los participantes tienen la oportunidad de conocer e intercambiar ideas con diferentes actores sociales relacionados con la conservación marina.


El 16 de octubre Ana Di Pangracio, Coordinadora del Área de Conservación de Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) disertó representando al Foro para la Conservación del Mar Patagónico y Áreas de Influencia en el evento paralelo organizado por BirdLife International titulado “First global inventory of priority sites for seabird conservation: their uses for informing EBSAs and other marine conservation initiatives” (Primer inventario global de sitios prioritarios para la conservación de aves marinas: sus usos para informar EBSAs y otras iniciativas de conservación marina) en la Décimo Primera Conferencia de las Partes (COP 11) del Convenio sobre Diversidad Biológica (CDB) que tiene lugar en la ciudad de Hyderabad, India.

Leer más...

Pág. 4 de 4

4
Próximo
Fin
EnglishEspañol (spanish)

Novedades

Prev Next

IMPAC4 culminó con un Llamado a la Acción por los Océanos

IMPAC4 culminó con un Llamado a la Acción por los Océanos

Un llamado a unir a todas las naciones del mundo alrededor del lema “Reuniendo a la Gente con los Océanos”, fue el cierre del 4to Congreso Internacional de Áreas Marinas Protegidas (IMPAC4, por sus siglas en inglés). El Foro para la Conservación del Mar Patagónico sumó su voz a través de 5 propuestas durante el encuentro por la conservación de los océanos más grande del...

El Foro en el Congreso internacional de Áreas Marinas Protegidas

El Foro en el Congreso internacional de Áreas Marinas Protegidas

La 4ta edición del Congreso internacional de Áreas Marinas Protegidas (International Marine Protected Areas Congress o IMPAC4), se celebrará en Chile del 4 al 9 de septiembre, y el Foro para la Conservación del Mar Patagónico y Áreas de Influencia estará presente a través de una serie de propuestas.  

Primer curso sobre Áreas Marinas Protegidas del Cono Sur

Primer curso sobre Áreas Marinas Protegidas del Cono Sur

Nuevas Áreas Marinas Protegidas (AMP) son creadas en la región y el mundo, pero su figura no resulta suficiente para preservar los valores naturales del mar. Hoy, la implementación efectiva de esta herramienta es débil. Su éxito depende, en gran medida, del fortalecimiento de las instituciones a cargo de su gestión, con recursos humanos disponibles y capacitados.  

Scroll To Top