Cómo cambiar conductas para evitar el plástico en el mar

Cómo cambiar conductas para evitar el plástico en el mar 2006 1342 Foro para la Conservación del Mar Patagónico

Organizaciones del Foro para la Conservación del Mar Patagónico presentaron 5 proyectos de campañas para promover comportamientos socialmente favorables respecto a la contaminación marina y, especialmente, a la reducción de residuos plásticos en el mar. Se trata de una propuesta originada en el Taller de Marketing Social basado en las Comunidades facilitado por la Dra. Marcela Uhart, con apoyo de la Universidad de California, Davis, y el Zoológico de Houston. .

La presencia de plásticos en el mar está cobrando una notoriedad sin precedentes. Y no resulta extraño considerando que las estimaciones indican que entre 8 y 13 millones de toneladas de residuos llegan al mar y costas cada año, y más de un 80% son plásticos. Una vez allí, los ecosistemas marinos y costeros se alteran, las especies marinas sufren impactos por su ingesta o interacción, los paisajes se degradan y perjudican el turismo, y la salud humana resulta afectada. Los impactos son en su mayor parte visibles.

Las causas y su prevención, en cambio, aunque cotidianas, pueden no resultar tan evidentes: ¿qué se requiere, además de información, para cambiar nuestras conductas?, ¿cuáles son los comportamientos que debemos cambiar en forma más urgente y necesaria en cada región del planeta?, ¿cómo podemos modificar pequeños hábitos para lograr grandes impactos?, ¿de qué manera aseguraremos que las medidas que se tomen hoy generen beneficios para siempre?

En 2018 las organizaciones del Foro para la Conservación del Mar Patagónico empezaron a ensayar respuestas en el marco de la propuesta del Taller de Marketing Social basado en las Comunidades (MSBC), facilitado por la Dra. Marcela Uhart, con apoyo de la Universidad de California, Davis, y el Zoológico de Houston. A través de su enfoque pragmático, el MSBC selecciona cuidadosamente el comportamiento a ser transformado/promovido; identifica las barreras y beneficios asociados al cambio; diseña una estrategia para abordarlo y estimularlo; e implementa pruebas piloto que permiten evaluar impacto y ajustar detalles antes de implementar a mayor escala.

Como resultado del taller, las organizaciones presentaron 5 proyectos de campañas para promover comportamientos socialmente favorables respecto a la contaminación marina y, especialmente, a la reducción de residuos plásticos en el mar. Los organizadores del taller, además de brindar apoyo teórico y seguimiento, brindaron incentivos económicos para la implementación de las pruebas piloto de cada campaña.

Las propuestas

REDUCCIÓN DE LA CONTAMINACIÓN POR RESIDUOS PLÁSTICOS DE USO ÚNICO EN LAS PLAYAS DE PUERTO MADRYN / GLOBAL PENGUIN SOCIETY

A veces por falta de información, y otras por falta de alternativas, el consumo de plásticos de un solo uso, como sorbetes y vasos, es frecuente en la propuesta gastronómica de las playas de Puerto Madryn, Chubut. La oferta excesiva redunda en la generación de toneladas de residuos que pueden ser encontrados en las playas y el mar de uno de los sitios más valiosos para la biodiversidad marina patagónica y el disfrute de miles de turistas.

Mediante encuestas , la organización Global Penguin Society identificó que el 72% de las personas desearía que los balnearios dejen de otorgar vajilla descartable. Y de esta manera, propuso la reutilización de vasos de la empresa Qero EcoVasos (https://www.ecovasos.com) y dejar de entregar sorbetes en un balneario adherido a la campaña “Reutilizo mi vaso, del sorbete paso ”. En la próxima temporada la estrategia se implementará en 4 balnearios en total. La campaña implicó capacitación y entrenamiento al personal del balneario, actividades educativas de concientización y encuestas al público objetivo donde promotoras ambientales brindaron información sobre la problemática ambiental.

Campaña «Reutilizo mi vaso, del sorbete paso» / © Global Penguin Society

LA PESCA QUE NO MIRAMOS / AVES ARGENTINAS

La Gaviota Cangrejera es una especie vulnerable en Argentina. Una de sus principales amenazas es la pesca deportiva debido a su acercamiento a los sitios donde se realiza la actividad para alimentarse de carnada y restos de pescado dejados en el lugar. Este comportamiento puede acarrear enredos con monofilamento (también llamado tanza) y líneas de pesca abandonadas, provocando heridas e, incluso, la muerte del ave. La práctica de cortar y descartar la línea de pesca se reconoció como el comportamiento de mayor incidencia entre los asociados a la amenaza de la especie. A partir de los resultados de un centenar de encuestas realizadas por Aves Argentinas a pescadores de la ciudad de Mar del Plata (Argentina), se identificó que la falta de conocimiento del impacto de las líneas de pesca sobre la Gaviota Cangrejera es uno de los obstáculos específicos a resolver. Pero también se identificó que existe la voluntad de cambiar la práctica mencionada pero los sitios no cuentan con la infraestructura adecuada (cestos) para la correcta disposición de los residuos que provocan la amenaza.

Con este panorama, a futuro se instalarán en sitios específicos de las escolleras marplatenses cestos para el descarte de tanzas y líneas de pesca cada 50 metros, y un “sendero interpretativo” con información sobre el estado de conservación de las especies habituales en dichos sitios. También se entregarán estímulos a los pescadores para motivar la correcta disposición de estos residuos, para favorecer la conservación de la especie.

Gaviota cangrejera enrollada con monofilamento © Ricardo Doumecq Milieu

NAVEGANDO JUNTOS PARA UNA EFECTIVA GESTIÓN DE RESIDUOS PARA LA PESCA ARTESANAL / WCS CHILE

El Área Marina Costera Protegida de múltiples usos “Seno Almirantazgo” (Región de Magallanes y Antártica Chilena) es una zona de alta productividad y gran riqueza de especies raras, endémicas y de importancia global, como mamíferos y aves marinas. Pero la contaminación de sus costas a causa de basura plástica, principalmente por desechos generados por diversas actividades productivas como el turismo de intereses especiales y la pesca artesanal, podrían afectar la vida marina del lugar.

Para el caso de los pescadores, WCS Chile registró que más del 80% de los encuestados dispone sus residuos en los ecosistemas marinos y/o realiza acciones que podrían atentar contra la propia seguridad de la actividad pesquera. Sólo un 20% de los encuestados sostiene retornar con sus residuos al terminal pesquero. En este contexto, los mismos encuestados identifican el actual manejo de residuos “como una problemática para la actividad”. WCS también identificó una gestión casi nula de residuos en la región y falta de información sobre los impactos que el plástico genera en los ecosistemas marinos. Por ello, propuso talleres teóricos/prácticos para reflexionar junto a los pescadores y para capacitarlos para efectuar el procesamiento y trasformación del plástico generado por la actividad pesquera artesanal, en artefactos útiles para los usuarios como, por ejemplo; contenedores o boyas. También se podría aumentar el valor al producto pesquero, al vender productos libres de contaminantes plásticos.

Pescadores artesanales en el Área Costero Marina Protegida de Usos Múltiples «Seno Almirantazgo», Chile © WCS Chile

CHAU SORBETE / FUNDACIÓN TEMAIKEN

Miles de turistas visitan el Bioparque Temaikèn (Escobar, Buenos Aires), cercano al Delta del Paraná que, como la mayoría de los cuerpos de agua, también se ve afectado por la contaminación por plásticos de un solo uso. Durante el verano comenzó la campaña «Chau sorbetes», enfocado en la eliminación de sorbetes en todos los restaurantes y paradores del Bioparque. Para trabajar el cambio de comportamiento junto a los visitantes, la campaña se apoyó en información para la promoción de hábitos sustentables antes, durante y después de la visita al lugar.

Al momento de la compra online de tickets, se envían mails con “Ecotips” para concientizar al consumidor sobre su rol en la prevención de la contaminación provocada por este tipo de plásticos. Una vez en el Bioparque, se brinda información a través de cartelería acerca de por qué en todos los restaurantes y paradores del lugar se dejó de entregar sorbetes . Después de la visita, se incentiva a las familias a comprometerse a eliminar los plásticos de un solo uso, comenzando por los sorbetes, y registrar su compromiso en redes sociales a través del hashtag #ChauSorbetes.

Cartelería colocada en restaurantes y paradores del Bioparque Temaiken durante el verano 2019 © Fundación Temaiken

“TU BASURA EN SU LUGAR” / FUNDACIÓN VIDA SILVESTRE ARGENTINA

Mar del Plata es la ciudad turística costera más visitada de Argentina y, en consecuencia, sus playas son de las más contaminadas, especialmente, por el consumo y descarte de plásticos de un solo uso y la falta de responsabilidad sobre la basura generada. La Fundación Vida Silvestre Argentina, que realiza anualmente los Censos de Basura Costera para poder registrar la situación en las playas, identificar qué tipo y qué cantidad de residuos afectan las costas y buscar soluciones, realizó una serie de limpiezas con voluntarios en Mar del Plata durante la temporada de verano con el propósito de sensibilizar a los veraneantes sobre la problemática de la basura en el mar, disminuir el consumo de plásticos de un solo uso y aplicar una disposición correcta de los residuos que se generan. Los residuos recuperados se destinaron a la cooperativa de Pinamar «Reciclando Conciencia», quienes operan la planta de residuos reciclables de esa localidad.

Más de 8 de cada 10 residuos encontrados en la costa bonaerense son plásticos © Fundación Vida Silvestre Argentina