El fortalecimiento de alianzas estratégicas será el foco del nuevo ciclo de la Escuela para la gestión de Áreas Marinas Protegidas

El fortalecimiento de alianzas estratégicas será el foco del nuevo ciclo de la Escuela para la gestión de Áreas Marinas Protegidas 1346 640 Foro para la Conservación del Mar Patagónico
  • Comienza el tercer ciclo de la Escuela para la Gestión de Áreas Marinas Protegidas del Cono Sur, un programa de fortalecimiento de competencias de los responsables del manejo de las áreas costero-marinas protegidas de la región (AMP).
  • La iniciativa fue impulsada en 2017 por organizaciones de conservación en el marco del Foro para la Conservación del Mar Patagónico, y fortalecida desde entonces por los gobiernos de Argentina, Chile y Uruguay.
  • A través del trabajo colaborativo y el enfoque regional, la iniciativa logró fortalecer las instituciones involucradas a través de la formación de responsables de su planificación y manejo, e impactar positivamente sobre 15 AMP.

Los países del Cono Sur de América continúan avanzando en el fortalecimiento de estrategias nacionales para conservar la biodiversidad del mar, como el establecimiento de Áreas Costero-Marinas Protegidas (AMP). Pero aún existe la necesidad de fortalecer la gestión de las AMP actuales y de contribuir al correcto diseño y manejo de aquellas que eventualmente pudieran crearse. Una de las estrategias para lograr esta meta es la formación y capacitación transdisciplinaria de los encargados o gestores de dichas unidades de conservación.

Con este fin, la Escuela para la Gestión de Áreas Marinas Protegidas del Cono Sur lanzó su tercer ciclo en el que buscará desarrollar competencias para abordar el desafío que supone generar alianzas con diferentes instituciones relacionadas con AMP. Desde 2017, la Escuela propone una secuencia de cursos dirigidos a fortalecer las competencias básicas de un primer grupo de alumnos para una gestión eficaz de AMP. Hasta la fecha se abordaron temas como evaluación de efectividad de gestión, gestión de proyectos y diseño e implementación de procesos de elaboración de planes de manejo. El resultado de ediciones anteriores logró impactar sobre la efectividad de 15 AMP, en términos de planificación y manejo, además de la consolidación de una comunidad regional de aprendizaje.

En respuesta a las necesidades comunes identificadas en los tres países, el programa 2020 fue diseñado para abordar 3 áreas de conocimiento indispensables en relación al diseño e implementación de alianzas para la gestión de AMP: conocimiento jurídico-institucional, comunicación y facilitación de procesos participativos. La estructura del curso contempla 3 módulos; el primero se desarrollará entre abril y junio a través de la plataforma virtual de la Administración de Parques Nacionales de Argentina. La modalidad de los dos módulos siguientes quedará sujeta al devenir del actual contexto de pandemia.

Un marco regional

Este esquema de capacitación integrada resulta eficiente y logra un impacto a escala, adecuado para las características propias de los mares templados del Cono Sur -que necesitan ser pensados de manera dinámica, con un enfoque adaptativo y regional. “Seguiremos trabajando y articulando las capacidades de cada país para que la Escuela evolucione hacia un mecanismo de capacitación continua que satisfaga la necesidad actual y futura de equipos entrenados en el manejo efectivo de AMP”, concluye la carta de intención firmada por representantes de los gobiernos de los tres países y de organizaciones de la sociedad civil, durante el III Congreso de Áreas Protegidas de Latinoamérica y el Caribe celebrado en Perú en 2019.

La Escuela, que forma parte de los esfuerzos integrados propuestos por el Foro para la Conservación del Mar Patagónico, es coordinada por WCS Chile, WWF Chile y Fundación Vida Silvestre Argentina, cuenta con el auspicio del Ministerio de Medio Ambiente de Chile, la Administración de Parques Nacionales de Argentina y el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente de Uruguay, y en 2020 contará con el apoyo de la Agencia Francesa para la Biodiversidad.