AMENAZAS

El Mar Patagónico no es prístino. Está expuesto a todo tipo de amenazas originadas o potenciadas por las actividades humanas.

© Pablo Bordino – AquaMarina

Las especies introducidas son numerosas y causan un impacto negativo sobre las especies nativas y el funcionamiento del ecosistema.

Exploración y explotación offshore de petróleo y gas.

Contaminación de origen urbano, industrial y pesquero.

Desarrollo costero no planificado, destrucción de ambientes y turismo no sustentable.

Pesca ilegal, no regulada y no reportada; exceso de capacidad pesquera; captura incidental de tiburones, rayas, aves, mamíferos y tortugas marinas; descarte de especies no deseadas por la pesca comercial.

© Pablo Bordino – AquaMarina

Algunas especies y poblaciones se encuentran en riesgo.

Por lo menos, 36 vertebrados de las 116 especies evaluadas regionalmente se consideran amenazados de extinción, según los criterios de la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN).

Todas las especies de tortugas marinas, y un número creciente de tiburones y rayas tienen alta probabilidad de extinción local si no disminuyen las amenazas que los afectan.

El pingüino de Magallanes, sustento importante del turismo de naturaleza en algunas áreas costeras, es la especie más afectada por los derrames accidentales y la contaminación crónica por hidrocarburos.

Aves y mamíferos marinos están expuestos a riesgos crecientes – favorecidos por actividades humanas – de enfermedades epidémicas capaces de causar mortandades masivas.

Falta un modelo integrado que permita medir el valor relativo de los bienes y servicios del Mar Patagónico para la economía regional.

La valuación se enfrenta a obstáculos como la carencia de datos básicos, irregularidad en el registro de los mismos y dificultad de acceso a la información pública.

© Leo Tamini. Aves Argentinas

© Leo Tamini. Aves Argentinas

El uso actual del mar, que afecta a la diversidad y abundancia de la vida marina, resulta en el beneficio de pocos.

Los actuales usos extractivos del mar, con impactos negativos reconocibles, generan beneficios económicos de relativa importancia regional que se distribuyen en una pequeña proporción de la población.

Por su parte, los servicios ecológicos del sistema no han sido cuantificados económicamente, a pesar de su enorme relevancia y beneficio para toda la población regional y global durante generaciones.

El Área
Valores
Oportunidades