En memoria a Pablo Bordino

En memoria a Pablo Bordino 350 251 Foro para la Conservación del Mar Patagónico

Pablo Bordino fue amigo, mentor y referente de muchos miembros del Foro. Dejó huellas positivas en todos ellos, y también en nuestro Mar Patagónico. Sin dudas, la investigación y conservación del delfín franciscana a través de AquaMarina, ONG fundada y dirigida por él desde 1998, fue una de ellas. Pablo falleció el 11 de junio de 2018 en la ciudad bonaerense de Pinamar. Desde entonces, lo extrañamos profundamente, y nos sentimos inspirados para seguir honrando su legado por la conservación marina.

©AquaMarina

©AquaMarina

Compartimos un texto en homenaje a Pablo, compartido por sus colegas de la Fundación AquaMarina:

Pablo era Licenciado en Biología de la UBA y Master en Manejo Costero de la Universidad de Buenos Aires y Nova University, USA. Sus primeros pasos los dio como investigador asociado en el Laboratorio Mamíferos Marinos del Museo Argentino de Ciencias Naturales “Bernardino Rivadavia” junto al Med. Vet Diego Albareda, donde lo conocimos. Siempre fue muy convincente a la hora de saber hacia donde dirigía su carrera por eso también fue Senior Project Leader en Wildlife Trust, donde coordinó por muchos años el Proyecto de Conservación del Delfín Franciscana. Sus investigaciones se focalizaron en la conservación y la ecología de este cetáceo por lo cual desde 1992 estuvo envuelto en buscar distintas alternativas para su conservación. Pablo tenía experiencia además como Profesor de Biología y Economía Natural.

Su trabajo fue apoyado por distintas entidades conservacionistas del extranjero, entre ellas, por mencionar algunas el Wildlife Trust (USA), Chicago Zoological Society (USA),Center for Conservation Medicine at Tufts University (USA), Cetacean Society International (USA), New England Aquarium (USA), Center for Environmental Research and Conservation at Columbia University (USA) y The BP Conservation Programme (UK), New England Aquarium, Disney Conservation Fund, Cetacean Society, WWF, y por organismos e instituciones locales como Fundación Vida Silvestre Argentina.

En 2001, Pablo fue candidato para recibir el prestigioso «Whitley Award» (UK), y en el 2002 recibió el premio «WildInvest Continuation Award for Conservation of Nature» (UK) por su trabajo en conservación marina. Su otra gran pasión era la actividad náutica, era un gran navegante.

Quienes lo conocimos, cuando él era joven, nos sorprendió por su genuino entusiasmo por la conservación del delfín del Río de la Plata, “franciscana”, Pontoporia blainvillei, lo que llevo a radicarse en distintas localidades de la costa de la Provincia de Buenos Aires con su familia y se dedicó a recorrer las playas y contactarse con los pescadores artesanales con los cuales estableció un vinculo permanente tratando de concientizarlos y lograr su colaboración para poder disminuir la mortalidad de la franciscana en las redes agalleras, a través del uso de otros artes de pesca alternativos e inclusive alarmas acústicas.

Llevo adelante innumerables campañas en la Pcia. de Bs As donde se evaluaron diferentes estrategias para la conservación del delfín franciscana, por su grupo han pasado estudiantes, becarios, biólogos, veterinarios, los cuales muchos de ellos hoy son profesionales en el área de investigación y de la conservación de distintas especies marinas.

Otra de sus campañas más exitosas fue la telemetría: captura de ejemplares vivos y liberación de los mismos con tags satelitales, los cuales han demostrado que los ejemplares marcados, se mantenían en la costa a corta distancia del lugar donde habían sido capturados, junto al equipo del Mote Marine Mammals perteneciente al Sarasota Dolphin Research Program, a cargo de Dr. Randall Wells campaña que se ha repetido varias veces en la Bahía Sanborombón y en la Bahía de San Blas en Argentina y en la Bahía de Babitonga junto al proyecto Toninhas, en Brasil.

Fue además el primero y casi único investigador, que se propuso y de hecho lo logró, en no depender de un salario estatal o de pertenecer a alguna institución académica del estado que le pagara un sueldo. Fue completamente independiente y en el año 1998 creó la “Fundación Aguamarina”.

Testarudo, tenaz, apasionado, comprometido, ocurrente, pensante, perseverante, con una gran vocación así te recordaremos Pablo, y aunque estemos convencidos de que el tiempo haya sido escaso, no tenemos dudas de que lo has vivido a tu forma y como has querido y que tu legado queda intacto,

Adiós buen amigo y excelente profesional.

Dra. Marcela Junín, Dr.Hugo P. Castello y Prof. Ma. Fernanda Zapata

 

Selección de Claudio Bertonatti para «seguirlo viendo y escuchando, aprendiendo…» sobre Pablo Bordino:

* Fuentes:

 

Desde el Foro para la Conservación del Mar Patagónico, acompañamos a sus tres hijos, su madre y su pareja, colegas y amigos, en este triste momento.